Hacerse malo (1)

Vamos a seguir. No olvides que este Manual es una eficaz herramienta para que te conviertas en malo (o para que cultives lo que te viene de cuna o que has cultivado con esfuerzo y creatividad)

Es importante que vayas siguiendo el proceso, para poder garantizar los resultados. En la entrega anterior y en esta, estamos exponiendo algunos supuestos que te ayudarán en tu entrenamiento.

Es posible que tú, querido lector (o lectora, ya sabes que escribo en genérico) tengas un recorrido en el arte de la maldad y que algunas cosas te resulten obvias o demasiado elementales; si es el caso, puedes saltarte algunos capítulos o, sobre todo, hacer aportaciones para que este manual sirva a tantas y tantas almas malas o en proceso de serlo que esperan que se compartan saberes y experiencias.

En la entrega anterior hablamos de aquellos que tienen la suerte de provenir de familias de malos. Estos tienen un camino ya hecho, aunque tengan que luchar con padres, hermanos, primos, tíos… para superarlos, porque la maldad siempre tiene que ir a más. A veces hay que sacar del camino a algunos miembros de la familia para poder descollar.

Hablemos ahora de los que lo tienen más difícil, esto es, los que tienen que hacerse malos. No es fácil; además, depende de la edad a la que se empiece y el objetivo inicial que se persiga.

Si se empieza en la infancia, hay grandes probabilidades de llegar a ser un malo malísimo. A veces los padres (sin ser necesariamente malos) ayudan. Por ejemplo cuando te dicen: no te dejes; si te pegan, pega; no importa que te copies en los exámenes, lo importante es que no te pillen; los profesores son unos frustrados, por eso están ahí; no te metas con ese o con esa, o con el de más allá…

A veces los padres no ayudan: pórtate bien; comparte con tus compañeros; saluda a la profesora; invita a tus amigos; di siempre la verdad, aunque tengas consecuencias; respeta a toda la gente, aunque sea diferente.

Bueno, con ayuda o sin ayuda de la familia, el niño que pega a sus compañeros, miente para quedar bien, acosa a los más débiles o hace trampas en los exámenes y en los juegos, es un buen prospecto, sólo tiene que cultivar sus aptitudes.

Si eres un adulto malo y ves un prospecto como el que te presento, cultívalo, ayúdale, motiva la maldad. Nada mejor para estas criaturas en proceso que alimentarles el ego, decirles que serán los líderes del futuro, que son guapísimos, que son inteligentísimos, que llegarán muy lejos, que no pasa nada por pegar, mentir, burlarse, hacer trampas: ¿quién a su edad no lo ha hecho? ¿No está la infancia y la adolescencia para disfrutar? Cada día tiene su propio afán. Ah, y no olvides repetir hasta la saciedad que no hay personas buenas ni malas, que todos tenemos algo de bondad y algo de maldad, esto les hace bajar la guardia y así se convierten en un excelente caldo de cultivo para las lecciones más complicadas de maldad.

Ah, adulto, y no olvides, cuando estés entrenado a un niño que va de malo a malísimo, mostrar los inconvenientes de la bondad: todos te pegan, todos se burlan de ti, no gazas de fama ni de prestigios, eres (o te tratan como) un tonto, nadie te respeta, no llegarás a ser nadie –todo es muy evidente, si es que es facilísimo!-. Si puedes, búrlate de la bondad y de los buenos y pon ejemplos de personas buenas que han pasado por este mundo sin pena ni gloria, o que todo el mundo recuerda con un poco de lástima. Búscate buenos ejemplo.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Hacerse malo (1)”
  1. Un compañero de trabajo dice:

    Siempre lo he dicho, lo bueno de ser de familia mala te permite accedere, de adulto, a los recursos de la maldad más prestigiosos y poderosos!!

    • Ojo compañero, no te desanimes, es cierto que la maldad que viene de familia ayuda a hacerse malo, pero con esfuerzo y perseverancia puedes llegar a serlo, aunque no cuentes con esta ventaja!!!! Mucho ánimo, y sigue la senda de los malos malísimos que ves a diario!!

    • Pero si no se nace malo, es como todo, con ejercicio y persistencia se logra!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: